10 04 2020 14:05:16 • Bienvenido a la única hemeroteca de los Cremas a las Aguilas, desde 1997
A+ R A-
Mostrando artículos por etiqueta: Gustavo Sánchez
Miércoles, 04 Octubre 2017 17:03

La dinastía Águila en Selección

diego reyes raul jimenez seleccion mexico 2017

La selección mexicana es motivo de orgullo para todos los aficionados al futbol.

Cuando juega el tricolor, el mundo se detiene por un momento y todas las gargantas se funden en una sola para unir a Águilas, Chivas, Zorros, etcétera en un mismo grito, el de México. Sin embargo, y más allá de que la mayoría disfruta a los 11, hoy de Juan Carlos Osorio, el hecho de ver a los surgidos de los propios equipos siempre será motivo de satisfacción.

Tradicionalmente América ha estado ligado a la selección, ya sea con jugadores en activo o con los formados en sus fuerzas básicas, y en los últimos tiempos no ha sido la excepción.

Tan solo en la última convocatoria de Juan Carlos Osorio para los partidos ante Trinidad y Tobago y Honduras hay 25 futbolistas y aunque varios ya no militan en el torneo nacional, la mayoría de ellos surgieron de las canchas mexicanas.

Así nos encontramos que las escuelas de Pachuca, América y Atlas son las que más jugadores aportan con 11 de los 25 futbolistas nominados, lo cual llama la atención, pues si bien es cierto Atlas desde hace más de dos décadas y Pachuca recientemente tienen fama de grandes formadores, a América generalmente se le critica el no jugar con elementos surgidos de sus inferiores.

Lo cierto es que la dinastía águila se vuelve a hacer presente en la selección con Guillermo Ochoa, Edson Álvarez, Diego Reyes y Raúl Jiménez para de esta manera ser junto a Pachuca el equipo que con más formados en sus filas aportan al tricolor.

Atlas, una tradición en la formación de jugadores, si bien tiene a tres en esta convocatoria, difícilmente llegarán todos, pues Hugo Ayala no ha sido constante en el proceso de Juan Carlos Osorio y aunque Jesús Corona y Andrés Guardado parecen tener el boleto a Rusia, el mundial del próximo año podría ser el último en sus carreras, caso contrario a los de Álvarez, Reyes y Jiménez.

Pachuca en cambio, vive una época de abundancia en lo que a formación se refiere, pues aunque Rodolfo Cota no parece tener mucha oportunidad de jugar con la selección, Héctor Herrera e Hirving Lozano son infaltables en este momento y Erick Gutiérrez de a poco comienza a ser constante en los llamados.

Lo cierto es que la generación de esta selección mexicana debe entenderse como una de las mejores y que curiosamente tiene su base en uno de los llamados grandes de la liga mexicana, el América que durante años fue criticado, pero que al día de hoy aporta más futbolistas formados en sus filas que Cruz Azul, Chivas o Pumas, equipos estos dos últimos famosos por enarbolar la bandera de los futbolistas jóvenes en México.

Mientras, que la pelota siga rodando.

Martes, 17 Abril 2018 11:23

Es hora de comenzar a exigir.

miguel herrera bruno valdez 2018

Por Gustavo Sánchez (@Gusharris76)

Hace tiempo lo dije y aun lo sostengo, Miguel Herrera en este momento es el mejor director técnico mexicano. Sin embargo, en América tener números de impacto no son suficientes: en América se cuentan los títulos, no las finales (como otros) o los lideratos.

Desde la primera vez que llegó Herrera al equipo por allá del 2012, sostuve que estaban hechos el uno para el otro y mantengo lo dicho, pues el estilo que imprime el director técnico suele ser vistoso y agradable a la tribuna y más a una grey exigente como lo es la azulcrema.

En esta segunda etapa de Herrera al frente del equipo el sello han sido los altibajos, picos de rendimiento altísimos y descensos en el mismo de escalofrío. A nadie se nos olvida, la manera tan brillante como se construyó el pase a la liguilla en el Apertura 2017, con un futbol alegre, contundente que incluso puso al equipo a soñar con un título durante los dos primeros tercios del torneo regular. Pero para el cierre del mismo se alejó el futbol, llegaron las lesiones y el gol simplemente se fue para terminar penosamente eliminado en semifinales y sin haber anotado una sola vez en la fase final.

Lo preocupante es que el Clausura 2018 parece una calca de lo que sucedió apenas hace unos meses: un inicio de torneo arrollador y esperanzador con América en plan dominante en la mayoría de los renglones, algo que ha cambiado radicalmente llegado el último tercio del torneo. Apenas dos victorias en los últimos 8 partidos, lesiones en casi todo el frente de ataque y una sensación de incertidumbre de cara a la liguilla, pues de ser la segunda mejor ofensiva, hoy las águilas son la cuarta, aunque eso sí la mejor defensa.

Si volvemos al tema Miguel Herrera, el torneo anterior llegó a los 30 puntos exactos y con eso el Apertura 2017 se convirtió en el certamen menos productivo desde que Herrera defiende los colores americanistas, curiosamente de no conseguir por lo menos 4 puntos ante Puebla y Santos el actual Clausura 2018 se convertirá en el que menos unidades haya logrado, y volvemos a la descarga – y con ello a los contrastes – aunque este sea en el que menos haya perdido.

Como lo menciono en el título de este escrito, es momento de comenzar a exigir, porque si bien los números dicen que la gestión ha sido positiva, en este equipo no vale quedarse en semifinales de Concacaf, o llegar a la liguilla si no se consigue el título. Hoy no caben las explicaciones de los malos o buenos momentos que atraviesan los jugadores, pues todo aquel que lleva el escudo americanista al pecho debe saber que en esta institución la exigencia es máxima y que, como lo dije antes, las victorias no se cuentan, sino lo que importan son los títulos.

Mientras, que la pelota siga rondando.

Lunes, 20 Mayo 2019 21:45

Una Liga, una Copa y unas dudas

accion vs leon 2019

Por: Gustavo Sánchez (@Gusharris76).

Terminó el año futbolístico para el América y habrá que hacer un balance de lo obtenido, de lo perdido y de lo avanzado.

Lo que aquí presentamos es apenas la punta del iceberg, obviamente cada quien tendrá su punto de vista, aunque todos son debatibles y es aquí donde te pido, querido lector, que con base en las ideas hagamos un mejor experimento con el equipo que tanto nos apasiona.

El primer semestre fue un torneo espectacular, se terminó en segundo lugar, solo por detrás de Cruz Azul, se tuvo a la mejor ofensiva y a la segunda mejor defensa del torneo, se consolidaron las carreras de las últimas dos joyas de las fuerzas básicas (Laínez y Álvarez), uno de ellos ya vendido al viejo continente, se ganó la final a Cruz Azul con claridad y con dos goles de la otra gema de la corona amiercanista, Edson Álvarez y de paso el equipo se convirtió nuevamente –en solitario- en el conjunto con más títulos de liga del país.

Para el segundo semestre las dudas comenzaron desde muy temprano, si algo había caracterizado a América para levantar el título de liga fueron sus jugadores por los costados, Laínez fue vendido, Cecilio Domínguez pidió salir y aunque después se arrepintió el daño estaba hecho e Insaurralde cuando comenzaba a funcionar, también se va, se quedaron Renato Ibarra y Andrés Ibargüen que para colmo se fue por una apendicitis, lo que le obligó a empezar tarde el torneo.

Los refuerzos Nicolás Benedetti y Nicolás Castillo, llegaron ya en el primer cuarto del campeonato y la adaptación les costó, mucho más al segundo que al primero, quien entró en ritmo de inmediato. Oribe Peralta y Mateus Uribe, tuvieron que ser operados el primero casi perdió el torneo completo y al otro le dio solo para jugar la mitad y la expectativa puesta en Ménez, resultó un problema pues el francés parecía que regresaba, pero su falta de actitud lo marginó del equipo, por lo tanto el Clausura 2019 se encaró con un plantel con muchos parches, muchos lesionados y pocas soluciones desde la banca.

En el tema de los jóvenes, el segundo semestre dejó ver que el muchacho Ortega, defensa central es una esperanza para el equipo, Lupe Clemente mostró chispazos, aunque le falta para cuajar en primera división, Jesús Antonio López se ganó la confianza de Miguel Herrera, pero los partidos en los que entró lo hizo demasiado revolucionado, parte de la inexperiencia y el que sin duda dio un paso al frente fue Sebastián Córdova quien enseñó buen manejo de ambas piernas, dinámica, regate, determinación, carácter y es una de las esperanzas para el futuro.

Con todo y eso el segundo semestre dejó una Copa Mx que el club no había ganado en más de 40 años y que en torneos anteriores se quedó muy cerca. Sin embargo, esa copa pareció el principio de un final terrible. América entró en un bache donde ganó 2 partidos, empató otro y perdió uno más en la fase decisiva para lograr los boletos a la liguilla, eso lo hizo terminar quinto y así cerrar sus compromisos de visita, aunque el primero fue contra Cruz Azul y el segundo ante el líder León con el que empató y entonces la irregularidad del quinto puesto obtenido, cobró la factura y las águilas quedaron eliminadas.

En términos generales el año futbolístico arroja buenas cosas, jugadroes con proyección, una base sólida con Marchesín, Valdez, Aguilera, Guido Rodríguez –el mejor jugador del año por mucho- y Edson Álvarez, la esperanza de un creativo diferente como Benedetti que volverá para el inicio del siguiente torneo, pero con la duda de que si no están ni Ibargüen, ni Renato ¿quién puede siquiera competirles? Es ahí donde creo que las águilas deben buscar reforzarse, en jugadores ofensivos por los costados, y un creativo más para que sea la competencia con Benedetti, pero lo más importante será que se haya aprendido la lección y que los refuerzos no pueden llegar empezado el torneo, sino que el equipo tiene que arrancar junto.

Mientras, que la pelota siga rodando.

Miércoles, 12 Febrero 2020 12:09

Juntos llegaron y juntos la han padecido

accion vs leon 2019

Por: Gustavo Sánchez (@Gusharris76).

Como si fuera una maldición, el nombre de Nicolás en América esta mas asociado a las lesiones que a los destellos de futbol.

Aun recuerdo el mes de enero del 2019, eran los últimos días y las noticias de refuerzos para las águilas no llegaban, hasta que el treinta, Nicolás Benedetti fue anunciado como el primero, solo un día después otro Nicolás, ahora Castillo, era la contratación más mediática del torneo por su pasado en el futbol mexicano y porque llegaba de Portugal, pero en realidad más por la esperanza de gol depositada en él.

Ambos iniciaron dubitativos y les costó la adaptación al nuevo equipo y al nuevo futbol, sin embargo Benedetti rápidamente se hizo de un espacio en el equipo de Miguel Herrera con base en su talento. A Castillo, en cambio, le bastó el nombre y la historia para de inmediato ser puesto como titular.

Los paralelismos continúan, mientras Benedetti de a poco tomaba su lugar, Castillo sufría un calvario con las lesiones principalmente musculares.

En el mes de abril del 2019 vino el primer golpe contundente. América peleaba el título de copa y Nicolás Benedetti salió con una fractura del quito metatarsiano que lo mantuvo fuera 3 meses, el torneo se terminó. Castillo por su parte, nunca pudo recuperar su mejor estado físico.

Empezó el apertura 2019, Benedetti le costó retomar el ritmo, entre la rehabilitación y lesiones musculares, nunca dejaron al colombiano estar en la forma que pedía Miguel Herrera. Una vez más el contraste se hizo presente, pues Castillo abrió a tambor batiente el torneo hasta que en la jornada tres resultó fracturado.

La liguilla del Apertura 2019 marcó el regreso de ambos y en los dos casos como relevo, Benedetti hizo un papel destacado en los partidos que jugó, uno de ellos la final ante Monterrey, mientras que Castillo fue señalado como el gran villano al fallar el penal.

Así, a un año de su arribo al nido americanista los números entregados por los Nicolás han sido paupérrimos condicionados por las lesiones. Benedetti ha jugado 25 partidos repartidos en liga, copa, campeones cup y leagues cup con 7 goles, mientras que Castillo tiene 27 juegos entre liga, copa, campeón de campeones y leagues cup con 9 tantos anotados.

Sin duda ha sido un año de pesadilla para ambos y los dos tendrán que salir victoriosos de sus respectivos partidos, porque mientras al colombiano se le espera para el mes de julio o agosto aproximadamente, Castillo deberá pelear primero por su salud y después de ser valorado determinar si regresará a jugar.

Lo cierto es que hoy en día las coincidencias no son para bien, pues los dos Nicolás en América juntos llegaron y juntos la han padecido. Aunque personalmente me gustaría que ambos volvieran a tener una oportunidad con la playera azulcrema. Mientras, que la pelota siga rodando.

 

Login

Register

*
*
*
*
*

* Field is required