08 05 2021 08:36:53 • Bienvenido a la única hemeroteca de los Cremas a las Aguilas, desde 1997
A+ R A-
Héctor Hernández

hugo kiese el crack infravalorado

Por Héctor Hernández

 

Generalmente cuando a un aficionado le preguntan sobre quiénes han sido los mejores extranjeros del América en su historia coinciden en algunos nombres: Reinoso, Brailovsky, Santos, Zelada, Cabañas, el ‘Chucho Benítez etc…

 

Son pocos los que van más a fondo y se explayan en analizar con hechos y fundamentos la historia americanista. Hugo Enrique Kiese fue si no, el jugador más seguido y visoreado en la historia del América, uno de los que más lo ha sido. 

 

Fue observado durante mucho tiempo, tanto Panchito Hernández, vicepresidente, como Raúl Cárdenas, entrenador,  en 1975, año en que los Cremas decidieron invertir y traer a un verdadero crack extranjero a la institución. Les ganó la carrera a grandes figuras internacionales como los argentinos Leopoldo Jacinto Luque y Oscar Ortiz así como al uruguayo Fernando Morena. 

 

Llegó a México y fue presentado en sociedad con bombo y platillo en Coapa, estando presentes Guillermo Cañedo, presidente del América así como Luis Zubizarreta, vicepresidente del Olimpia de Paraguay. Toda la prensa mexicana se dio cita esa mañana en las instalaciones americanistas. 

 

Hay que decir que esa temporada fue de ensueño para el América y desde el debut del paraguayo la tarde de la navidad de 1975, jugando 10 minutos contra el Curtidores fue ovacionado por la gente en el estadio Azteca que se le entregó. !Vaya regalo de Santa Claus!

 

Con el paso del tiempo se hizo titular y llegaron los goles.  Luego vino un partido que le marcó y donde entró al corazón de toda la afición. Los Canarios golearon al Cruz Azul 4-2 y él anotó un golazo en jugada individual. Ahí, Ángel Fernández le bautizó como “el hombre que lleva el gol por dentro”.

 

Ya en la liguilla, y con Kiese como extremo izquierdo nominal, el América fue una máquina de buen funcionamiento y sin recibir gol, llegaron a la final contra la Universidad de Guadalajara. En el juego de ida, ganaron con un contundente 3-0 y Kiese anotó el segundo gol. Para el partido de vuelta, se animó a cobrar un tiro libre que superó al portero Ignacio Calderón, entró en el ángulo superior derecho de la portería y así 100 mil aficionados estallaron en la tribuna con el único gol del juego. ¡El éxtasis total!

 

En su primer año en México, Huego Enrique Kiese fue parte fundamental para que el América pudiera conquistar el título de Liga, y también el de Campeón de Campeones.

 

Un par de años después, en 1978 el América participó por primera vez en su vida en el torneo de Campeones de la Concacaf. Y de nueva cuenta así  como en la final de Liga 75-76, Kiese pasó a la historia, porque con un gol suyo, el América se coronó como Campeón de Concacaf 1977, al derrotar en el global al Robinhood de Surinam.  ¡Ya llevaba dos títulos firmados con sus goles!

 

Y la cosa no terminó ahí: por ser campeones de Concacaf, los americanistas tuvieron el derecho de disputar la Copa Interamericana contra el campeón de la Copa Libertadores, el Boca Juniors. 

 

Y de nueva cuenta se hizo presente el fenómeno de las finales: en el juego de vuelta, disputado en el estadio Azteca el 12 de abril de 1978, el paraguayo anotó el gol de triunfo azulcrema, con lo cual pudieron disputar un tercer encuentro, que dramáticamente ganaron después y se convirtieron en monarcas del continente. 

 

¡Otra vez campeones y otra vez un gol de Kiese fue trascendental para ello! Más importante, imposible. Además de crack, fue un ganador, en todos los aspectos. 

 

Tres años jugó y cuatro títulos obtuvo. Él mismo decidió salir del América para la siguiente campaña y eso no le gustó a muchos aficionados, pero el destino tendría deparado que el romance entre Kiese y las futuras Águilas continuaría más adelante: luego de jugar diez años en los Tecos de la UAG y el Atlas, Emilio Diez Barroso, presidente americanista lo invitó a integrarse de nuevo al equipo, ahora como vicepresidente. 

 

Y si como jugador fue una garantía para conseguir títulos, ¡como vicepresidente fue lo mismo! Dos Ligas, dos Campeón de Campeones, tres Concacaf y una Copa Interamericana: ¡ocho títulos más!

 

Si eso no es rentabilidad, productividad, no sé cómo llamarlo. Siendo jugador, un crack, decisivo y seleccionado nacional de su país. Siendo directivo, sereno, profesional y ganador.

 

Y todavía hay quien pregunta “¿qué hizo Kiese para considerarlo grande?” Un poco de lectura, de investigación, no le caería mal a esa gente… Y mientras tanto, que siga rodando el balón... ¡hasta la próxima!

 

No olviden seguirme en mis redes: @RealidadAmerica en Twitter, @RealidadAmericanista en Instagram, RealidadAmericanistaFanPage en Facebook y RealidadAmericanista en YouTube.

 

#ElPlacerDeAprender

 

 

 

 

Miércoles, 05 Mayo 2021 17:36
Leer más ... 0

hugo sanchez festeja gol club america

Por Héctor Hernández

Historiador Oficial Club America

 

Mi obligación como Historiador Americanista es relatar, platicar, narrar  los hechos sucedidos a través del tiempo. La historia no se puede cambiar, hay cosas que tal vez nos gusten, hay cosas que evidentemente no. Pero lo que no está permitido es que alguien que no vivió el hecho o que no lo estudió, emita un juicio a priori solo por el placer de opinar.

 

Cuando Hugo Sánchez Márquez fue anunciado en el verano del 92 como nuevo refuerzo del Club América, fue realmente una bomba la noticia. Llegaba del Real Madrid donde salió campeón de goleo cuatro veces, que sumado al título que conquistó con el Atlético de Madrid daban el quinteto de ‘Pichichis’ obtenidos.  

 

Siendo el mejor jugador mexicano de todos los tiempos y más aún, en plena madurez, llegó con 34 años y con la esperanza de que en México, tendría una gran temporada y ¿por qué no? volver a ser campeón goleador como lo fue en la temporada 78-79 cuando jugaba con la Universidad Nacional.

 

Ilusionó mucho a la fanaticada americanista. Desde el anuncio de su contratación, su presentación en público en el estadio Azteca que reunió a más de 60 mil personas solo para verlo entrenar y hasta su debut oficial.

 

Éste fue el 1 de agosto de 1992 contra el Dallas Rockets en el torneo de la Concacaf. Esa vez, jugando como visitantes las Águilas ganaron 2-1 y ‘Hugol’ anotó el tanto de la victoria. Vinieron tres juegos más en dicha competición donde Sánchez Márquez hizo gol en todos y cada uno de ellos y llegó así el momento de debutar en el torneo de Liga 92-93, jugando contra el Correcaminos en el estadio Marte R. Gómez de Ciudad Victoria, el 19 de agosto en donde marcó el único tanto del juego.

 

¡Mejor imposible! Qué debuts había tenido: ´de la misma manera en Concacaf como en Liga, con gol y no solo eso, gol de la victoria. Y ahí no quedó el asunto, venía el debut en juego oficial en el estadio Azteca, donde Hugo había sido parte de la selecciona nacional en el Mundial México 86´, y mejor no le pudo haber ido: jugó contra la Universidad de Guadalajara el 23 de agosto y con un verdadero golazo de volea, dio la victoria al América.

 

El romance iba viento en popa, luego de dos etapas en la Concacaf donde con sus goles ya nos había puesto en las semifinales y de dos juegos en el torneo doméstico. Y todos los americanistas esperábamos lo mejor.

 

Pero no contábamos con la astucia de la Federación Mexicana de Futbol que correría al presidente en turno, Francisco Ibarra y con ello, el entrenador del TRI, el argentino César Luis Menotti presentó su renuncia, llegando en su lugar Miguel Mejía Barón, viejo amigo de Hugo Sánchez, y quien lo consideró de inmediato para el equipo tricolor que disputaría las eliminatorias rumbo al Mundial Estados Unidos 1994.

 

¿Qué implicó esto?,  Pues que el flamante refuerzo americanista se iba a perder muchos partidos con las Águilas por estar concentrado con México.

 

A esto, hay que sumar que los americanistas eran dirigidos por el brasileño Paulo Roberto Falcao, tal vez el peor entrenador de su historia, que y los malos resultados no tardaron en llegar. Tanto que para fortuna de las Águilas, luego de una goleada vergonzosa en Pachuca 0-5, en donde por cierto, Hugo fue expulsado, salió el técnico y llegó en su lugar el argentino Miguel Ángel ‘Zurdo’ López, que enderezó al camino azulcrema, eso sí, sin ser jamás un equipo espectacular. 

 

López privilegiaba el orden atrás y no tenía un sistema de juego ofensivo, razón por la cual el América no anotó muchos goles en el resto de la temporada. Solo los suficientes para algunas pírricas victorias.

 

Entre los juegos que Hugo se perdió por la selección, el mal entrenador que era Falcao y lo defensivo que era López, no pudo continuar el paso perfecto de goleo que llevaba, pero aun así, cumplió cabalmente, ya que al final de la temporada en donde jugó 35 partidos entre Liga y Concacaf, anotó 18 goles, para un promedio de 1 gol casi cada dos juegos, nada mal para un jugador entre 34 y 35 años.

 

Además ‘Hugol’ entró al libro de oro americanista al anotar el gol que le dio el título de Concacaf al América el 5 de enero de 1993 contra el Alajuelense de Costa Rica. Con su tanto, Sánchez Márquez pasó a la historia águila.

 

Obviamente la gente esperaba que Hugo anotara más de 18 goles, pero allá tenía a Emilio Butragueño, Michel González, Martín Vázquez y  Bernd Schuster como compañeros y fueron sus mejores años. Aquí en el América, donde fue Campeón de Concacaf y anotó 18 goles en un año, cumplió con lo que el mito de que “Hugo Sánchez fracasó en el América” es totalmente falso. 

 

Amor no quita conocimiento, las cosas, tales como fueron. Y mientras tanto, que siga rodando el balón... ¡hasta la próxima!

 

No olviden seguirme en mis redes: @RealidadAmerica en Twitter, @RealidadAmericanista en Instagram, RealidadAmericanistaFanPage en Facebook y RealidadAmericanista en YouTube.

 

#ElPlacerDeAprender

 

 

 

Jueves, 29 Abril 2021 16:56
Leer más ... 0

Acción Xolos de Tijuana vs Club América Clausura 2020

Por Héctor Hernández, Historiador Oficial del Club América. (@realidadamerica)

Rueda el balón: El suplicio duró poco más de noventa minutos. No, no era Londres, era Tijuana. No, no era Wembley, era el estadio Caliente.

Tal vez lo único por lo que será recordado este abominable cotejo de fecha tres de torneo de Liga es por la inusual niebla sobre el terreno de juego y el inaudito frío que en el ambiente se hizo extensivo a los jugadores.

Lo único que vale la pena mencionar de un partido terrible, infumable, somnífero es que terminó.

Positivas, dos cosas: no perder y seguir  con la portería inmaculada. Fuera de eso, NADA digno de escribir.

Y no tiene que ver en esto el equipo parchado que presentó Miguel Herrera. Es lo que hay y tanto entrenador como jugadores hicieron lo correcto para obtener un “buen resultado”. Lo que sí fue una mentada de madre, por ambos equipos, fue el “espectáculo” ofrecido.

Demos vuelta a la hoja, agradezcamos que el duelo se acabó y que viene pronto un nuevo partido, donde será (ojalá) otra historia. Y mientras tanto, que siga rodando el balón... ¡hasta la próxima!

Recuerden mandarme sus inquietudes y solicitudes, yo con mucho gusto las abordaré.  No olviden seguirme todos los martes a las 9 de la noche en “Parece que fue Ayer, Historias y Anécdotas del Club América”, por nuestro canal de YouTube y por Facebook Live en nuestra fan page.


Twitter: @realidadamerica
Instagram: @realidadamericanista
Facebook: Realidad Americanista Fan Page
YouTube: Realidadamericanista
Email: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
#ElPlacerDeAprender
#RealidadAmericanista

 

Sábado, 25 Enero 2020 22:08
Leer más ... 0

Login

Register

*
*
*
*
*

Fields marked with an asterisk (*) are required.